Psicología: entre lo normal y lo patológico

La psicopatología es el estudio científico de los trastornos psicológicos, es decir, estudia la conducta anormal, pero la dificultad viene a la hora de decidir que es lo normal.

Cuando hablamos de personalidad patológica o anormal, estamos hablando de una personalidad o conducta que suele presentar tres criterios:

-Rigidez: en la relación con los demás, en la adaptación al medio o a los cambios…

-Falta de resistencia ante situaciones de estés

-Círculos viciosos que perpetúan las dificultades.

Sin embargo, una personalidad sana vendría representada por:

-Resistencia al estrés

-Tolerancia a la frustración.

-Autonomía e independencia

-Habilidad para establecer relaciones personales satisfactorias

-Competencia profesional y personal en diversas áreas y situaciones.

Al referirnos a salud psicológica, estamos indicando que existen pocas diferencias entre: cómo se ve uno a sí mismo, cómo le gustaría ser y qué exigencias sociales cree que debe cumplir. Cuando estos tres aspectos no están en sintonía, es frecuente que el bienestar emocional se vea mermado y dañado.

Pero, el indicador más importante de que existe algo que no va bien en nuestro interior es lo que denominamos “malestar subjetivo” entendido como el sufrimiento, conflicto, desilusión, frustración… que trae a la mayoría de personas a la consulta de un psicólogo (no siempre es así, recordemos que hay trastornos que no conllevan un sufrimiento para la persona o que incluso se manifiestan con un estado de ánimo exultante). Otros indicadores son la incapacidad funcional, la pérdida de control y la desviación del término medio, es decir, ver deteriorado tu funcionamiento diario en alguna o diversas áreas de tu vida.

Para diferenciar lo normal de lo patológico hay diversos criterios, el estadístico sitúa lo patológico fuera de lo que más se da en una población; el social sitúa la patología en aquello que se aparta de la convención social; el biológico la sustenta en una causa física; y el subjetivo es el criterio que consideramos más importante, relacionado con el sufrimiento personal vivenciado.

La psicología es una ciencia muy compleja, tanto que incluso se complica definir el término psicopatología, porque cada anomalía psíquica tiene una naturaleza diferente, no pudiendo hablar entre ellas un elemento común y diferenciador de la conducta sana, y no hay un componente que se encuentre en las patologías psicológicas pero no en la conducta normal. Pensemos en la tristeza, puede estar en la depresión y también en la conducta normal y no es un elemento que existe en todas las patologías mentales.

Pese a ello, remarcamos el hecho de que lo más importante es el sufrimiento que la persona vivencia y que, por ello, cada día acuden a la consulta de los psicólogos miles de personas. Si es tu caso o si sientes que hay algún problema en cómo te percibes, en que no alcanzas tus expectativas o en tus relaciones con los demás, no dudes en pedir ayuda a un profesional de la salud mental. Sigue siendo un tema tabú pero es de vital importancia detectar la causa de ese sufrimiento e intervenir sobre él.

Marta Marín. Psicóloga

Mariva Psicólogos

Be the first to comment on "Psicología: entre lo normal y lo patológico"

Leave a comment